Horario salat Horarios Salat

Descarga Horario
PDF

Redes Sociales Redes Sociales

Sunna y hadizes

 
Sunna
 
Cuando el Profeta Muhammad (BP) abandona este mundo deja tras de sí dos tesoros de valor incalculable para los musulmanes: En primer lugar un libro divino, el Sagrado Corán, que le fuera revelado versículo a versículo a lo largo de su misión; y en segundo lugar lo que se conoce como su Sunnah (lit.: costumbre, practica, uso, tradición), es decir, la enseñanza que el Profeta dió por sí mismo en multitud de cuestiones. Su conducta personal, su forma de ser, sus dichos sabios, sus orientaciones espirituales y devociónales, su enseñanza y explicación (exégesis) de la revelación coránica, etc...
 
La Sunnah del profeta Muhammad (BP) se encuentra compilada en miles de tradiciones (arabe-hadiz, plural-ahadiz), reunidas en numerosas obras, algunas de las cuales constan de varios volúmenes cuya extensión supera largamente a la delSagrado Corán. Los hadices refieren dichos, conductas, indicaciones, aprobaciones tácitas, etc., proferidas por el Profeta (BP) a lo largo de su vida como tal, y fueron recogidos por sus contemporáneos, sus Compañeros y discípulos, y transmitidos a las generaciones futuras.
 
No existe una literatura tan extensa y detallada sobre ninguno de los Profetasanteriores y fundadores de grandes religiones, lo cuál confirma su trascendencia como Sello de la Profecía, el modelo por excelencia del hombre más completo que haya existido.
 
La influencia de la Sunnah o tradición Profética en la cultura islámica es inmensa, y solo puede evaluarse con un estudio profundo de la misma. Digamos para dar una simple idea de su magnitud que la Sunnah es fuente del derecho islámico (sharî‘ah) junto al Sagrado Corán, y que por eso solo tiene una injerencia profunda en el modo de vida y el pensamiento de los pueblos musulmanes.
 
A diferencia del Sagrado Corán, que fue traducido desde la antigüedad, a diversas lenguas, no ha ocurrido lo mismo con las colecciones de hadices o tradiciones proféticas. Y, aún hoy en día, salvo recopilaciones parciales, sólo algunas de las principales colecciones de hadices se han volcado a otros idiomas, excepción hecha, claro está, de las traducciones que siempre se han hecho a lenguas propias de importantes pueblos de la comunidad islámica universal (v.gr. persa, turco, urdú, etc.).
 
Hadiz
Bajo el término "Hadiz" se designa a toda narración o relato referido al Profeta (BP), directa o indirectamente, sobre lo que éste dijo, enseñó, o simplemente se vió que solía hacer aunque no lo recomendara específicamente a sus seguidores. Hay incluso hadices en los cuales se narra simplemente que el Profeta (BP) aprobó tácitamente cierta conducta en otros, y en consecuencia tal conducta se vuelve vinculante para los musulmanes. 
 
Hay una categoría especial de hadices en los cuales el Profeta (BP) refiere palabras de su Señor, que le fueron inspiradas de manera diversa a la revelación del Sagrado Corán, y que no forman parte de este último; se los llama hadiz qudsi (hadiz sagrado, tradición sagrada), y tienen una importancia especial.
 
A diferencia del Sagrado Corán, que que fue registrado por escrito en vida misma del Profeta através de un equipo de escribas designado al efecto, los dichos y enseñazas del Mensajero de Allah (BP) no se compilaron inmediatamente. Su transmisión era oral, de padres a hijos, de maestro a discípulos. La primera generación, los contemporáneos del Profeta (BP), relataron lo que vieron y oyeron a las generaciones posteriores.
 
Así surgieron las primeras Sahifah (lit.: hojas —escritas—), como la ahífah Sádiqah compilada por ‘Abdullah ibn ‘Amr ibn Al-‘a.C., la Sahífah de ‘Al_ ibn Abi Talíb, las colecciones de hadices de Rafi ibn Jadiy, Yábir ibn ‘Abdillah, Samurah ibn Yundab, Abu Hurayrah, ‘Abdullah ibn ‘Abbás, ‘A bdullah ibn Mas‘ud, y la Sahífah de Hammam ibn Munabbih). La expansión del Islam, el paso del tiempo y las circunstancias que vivó la comunidad islámica conspiraban de diversas maneras en la preservación exacta de las tradiciones por numerosos factores. Fue a lo largo del segundo siglo de la Hégira que se hizo patente la necesidad de preservar y certificar los hadices auténticos, compilándolos de una manera ordenada según las necesidades de las diversas ciencias islámicas emergentes.
 
Hay seis colecciones clásicas de tradiciones que se conocen como Al- Siháh Al-Sittah (Las seis [compilaciones] de [tradiciones] auténticas), a saber:

Sahíh Al-Bujari. De Abú ‘Abdillah Muhammad ibn Ismaíl Al-Bujári (194/810-256/870) (6). Esta es la colección más famosa y confiable, y su autor es conocido como el Imám al-muhaddizín (el líder de los tradicionistas). Su método y empeño en la clasificación de las tradiciones hizo escuela.

Sahíh Muslim. De Abu Al-Husayn, Muslim ibn Al-Hayyay Al-Qushayri Al-Nisáburi (204/820-261/875). Es la obra que aquí se traduce, y a cuyo autor nos referiremos más adelante en detalle.

Sunan Abu Dawud. Sulaymán ibn Al-Ash‘az Al-Azdi Al-Sayistáni (202-817-275/889).

Sunan ibn Máyah. Abu ‘Abdillah, Muhammad ibn Yazíd Al-Raba‘i Al-Qazwini (209/824-273/887)

Yá mi‘ah Al-Tirmidhi. Abu ‘Isa, Muhammad ibn ‘Isa Al-Sulami (209/824-279/892).

Sunan Al-Nasâ'i. Abu ‘Abdu Rahmán, Ahmad ibn ‘Ali ibn Shu‘ayb (215/830-303/915).

Obsérvese que todos estos compiladores vivieron sobre todo en el siglo tercero de la Hégira. A sus obras se suman otras también muy importantes, en algún caso anteriores como el Muwatta' del Imám Malik ibn Anas (93/712-179/795), o el Sunan de Ahmad ibn Hanbal (164/780-241/855). Estos dos sabios fundaron sendas escuelas de jurisprudencia que llegaron hasta nuestros días.

Estas grandes compilaciones están ordenadas según diferentes criterios, como sontemas de la jurisprudencia (Malik, Bujari, Muslim, etc.), según los narradores (Ahmad ibn Hanbal), u otras.

 
En un hadiz se distinguen dos partes esenciales: el isnád, es decir la cadena de nombres de las personas que se fueron transmitiendo el dicho profético, entre el Compañero que escucha o vio al Profeta (BP) y el compilador; y el matn, el texto propiamente dicho.

A ambas partes del hadiz se someten a un análisis crítico. El matn o texto es sometido a un análisis filológico, de comparación con otras tradiciones similares, comparación con el Sagrado Corán, análisis de la situación en que fue proferido, etc.

En cuanto al isnád, es un elemento esencial en la autentificación del hadiz. Se estudia a los transmisores, que están clasificados en extensas compilaciones biográficas que cubren al menos los dos primeros siglos de la Hégira. Estudiando estas biografías los sabios de la ciencia del hadiz establecieron una clasificación de los transmisores, basándose en cuestiones como sus antecedentes personales, su piedad, su conducta de vida, etc. La presencia de personas tendenciosas, mentirosas o débiles en su fe en una cadena de transmisión obliga automáticamente a clasificar el hadiz como poco confiable o incluso falso.

La veracidad de un narrador se puede tomar como una evidencia externa y la crítica del texto como la evidencia interna para establecer la autenticidad de un hadiz.

Sobre la base de estos criterios de análisis crítico los tradicionistas (muhaddizún) clasifican los hadices en varios tipos: 1º) Sahíh (lit.: sano, correcto, seguro), es decir las tradiciones auténticas sin sombra de dudas; 2º) Hasan (lit.: bueno), tradiciones seguras con algún pequeño defecto (en su texto o en su cadena de transmisores), 3º) Daíf (lit.: débil), tradiciones poco confiables. En realidad las clasificaciones son mucho más variadas y complejas que este simple resumen, pero no es éste el lugar para entrar en precisiones.

 
Para más información están disponibles en la sección "Cultura-Libros" algunas de las recopilaciones de hadices nombradas. Clic AQUÍ
 
Fuente: www.nurelislam.com

 

Los nombres de Allah

Canal youtube YOUTUBE

Islam Hoy

islamhoy