Horario salat Horarios Salat

Descarga Horario
PDF

Redes Sociales Redes Sociales

Corán

El Corán es un mensaje que explica los tesoros espirituales de Dios, los cuales se observan en la Tierra y en los Cielos. Nos suministra información acerca de lo desconocido. Es el Sol, el fundamento y el plan del Islam así como la eterna traducción del universo. Es un libro generoso y celestial que Dios nos ha enviado con el fin de satisfacer todas nuestras necesidades, ya sean estas físicas o espirituales.

A lo largo del tiempo, Dios envió muchos Profetas para guiar a la humanidad. El mensaje ha sido el mismo desde el principio con el primer Profeta, Adán, hasta el último, el Profeta Muhammad. Existieron cinco grandes Profetas, a quienes se les otorgó conocimiento divino para guiar a su gente, el cual estaba en forma de libros. Sin embargo, la versión original de los mismos fue alterada por la humanidad, con excepción del Corán, el cual nunca ha sido alterado ni se ha publicado una nueva versión hasta nuestros días.

Los libros anteriores fueron enviados a Abraham (los Rollos y las Tablas), a Moisés (la Tora y las Tablas), a David (los Salmos) y a Jesús (el Evangelio).

El Corán no excluye la posibilidad de que otros libros sagrados hayan sido enviados a otros Profetas, pero no los menciona. La Sunnah (tradiciones del Profeta Muhammad) narra que los mensajeros suman decenas de miles, pero los más grandes fueron los veinticinco que están mencionados en el Corán, algunos con libros sagrados y otros sin ellos.

La fe islámica reconoce y acepta estos libros anteriores en su forma original.

“(…) Todos creen en Allah, en Sus Ángeles, en Sus Libros y en Sus Mensajeros. No hacemos diferencia entre ninguno de Sus Mensajeros (…)”. (Corán 2:285)


Los más bellos Nombres de Dios y Su Trono son la fuente del Corán. Cuando hablamos acerca de «la Palabra de Dios» nos referimos al Corán. A través de él, el Creador de la Tierra y los Cielos nos habla; es un edicto del Hacedor del universo, la palabra de Dios, el Señor de todos los seres creados.

El Corán es un libro de leyes divinas, un libro de mensajes maralillosos, comparable con la valía de los seres humanos. El Corán provino de Él y fue creado dentro de los límites del mundo de los seres humanos. Es un libro milagroso que contiene la esencia de todo el conocimiento; es un libro cuyas maravillas nunca se terminan. Incluye discernimientos religiosos y un conocimiento valiosísimo y nos enseña qué debemos recitar cuando oramos además de cómo rezar.

Es la madre de todos los libros. El Profeta, la paz sea con él, dice sobre el Corán: «Es un tesoro que hace que alguien sólo lo necesite a él». (Mayma al-Zawaid, 7, 158). En este hadiz, el Profeta (saw*) declara que el Corán incluye todo tipo de conocimiento, se dirige a todo tipo de personas, y ofrece soluciones para todo tipo de problemas.

El Corán es la fuente de vida de las almas, la base de la moralidad y la esencia de las oraciones. El Profeta expresa: «Puedes estar seguro de que el Corán es la fiesta ofrecida por Dios» (Darimi, Fadail al Quran, 1). En esta festividad se ofrece todo tipo de comidas, sabrosas y dulces. Aunque cada comida podría tener un sabor y una composición diferentes, todo el mundo puede encontrar algo que le gusta en esta fiesta. El Corán, con su copioso y magnífico contenido, ofrece soluciones para los problemas de todo el mundo. Puesto que es la fuente de todo el conocimiento e información se ha dicho que «El Islam es la civilización coránica». El Profeta nos presentó y enseñó esta fuente sagrada. Sus palabras son las manifestaciones que mejor explican los contenidos del Corán. Dijo el Profeta:

Es un libro tal que incluye crónicas del pasado (de las naciones que os precedieron), la fitna (los hechos de sedición y los conflictos internos, la anarquía y la subversión) que os perseguirán hasta el Día del Juicio, y los juicios acerca de las situaciones que tienen lugar entre vosotros. Es la única medida que divide lo verdadero y lo falso. Todo su contenido es juicioso. A quien lo abandone por temor a un tirano y deje de practicar (lo que el Corán dice), Dios le hará caer en la devastación. Quien busque una guía en cualquier otra parte se verá extraviado por Dios. Ciertamente es la cuerda más fuerte de Dios (a la que podemos asirnos). Es un recuerdo lleno de sabiduría, y un camino que lleva a la Verdad. Salva a aquellos que lo siguen de la desviación (al evitar que queden atrapados por las diversas tentaciones) y protege las lenguas (discursos, declaraciones) que lo recitan de la ambigüedad. Los estudiosos nunca pueden saciar su sed del mismo. Sus frecuentes repeticiones no cansan a quien lo lee, ni su placer decrece. Sus aspectos fascinantes no tienen fin. Quien lo siga, será ciertamente recompensado. Quien juzgue en base a este libro sagrado, juzga de forma justa. Quien los convoca al mismo, llama al Sendero Recto. (Tirmidi, Fadail al-Quran, 14).

Este hadiz menciona muchas de las características del Sagrado Corán. Señala que distingue lo verdadero de lo falso, que es la guía más fuerte de Dios, que es el recordatorio más sabio, y que es el camino hacia Dios. El acto de distinguir lo verdadero de lo falso es una de las características fundamentales del Corán. A este respecto, se le llama también Furqan:

«Bendito Aquél que ha hecho descender, gradualmente, sobre Su siervo el criterio (furqan) por el que discernir lo verdadero de lo falso» (25:1).

Como se halla declarado en el hadiz mencionado anteriormente, el Corán es una firme guía enviada por Dios para conducir a aquellos que se adhieren a él hacia el verdadero camino. Está compuesto por palabras sabias y es un sabio recordatorio. El Corán, en su infinita sabiduría, menciona todo aquello que basta para satisfacer las necesidades de los seres humanos. Proporciona a los creyentes un apropiado recordatorio y consejo cuando están siguiendo el camino que deben tomar y viviendo las vidas que deben vivir. Es el camino más genuino. Es una guía que aleja a las personas de los extremos, no sólo en los temas relativos a la fe y creencias, sino también en los asuntos sociales, económicos y administrativos.

--------------------------------------------------------------------------------

* SAW, acrónimo de sal-lal-láhu alaihi wa sal-lám: «que Allah lo bendiga y le dé paz», se utiliza siempre después de mencionar el nombre del Profeta Muhammad o uno de sus títulos. En este libro, considerando que puede resultar repetitiva a los lectores no musulmanes, dicha expresión de reconocimiento no aparece en el mismo, con la condición de que se dé por supuesta y sobreentendiendo que ninguna falta de respeto sobre su persona es intencionada. En este punto es de rigor citar asimismo que Allah significa en idioma árabe «Dios».

 

Fuente:http://www.webislam.com/articulos/32765-que_es_el_coran.html

 

Los nombres de Allah

Canal youtube YOUTUBE

Islam Hoy

islamhoy