Horario salat Horarios Salat

Descarga Horario
PDF

Redes Sociales Redes Sociales

El hayy

 حجّ hayy haÿÿ:

Se traduce por "peregrinación", a Meca, que debe hacer el musulmán una vez en la vida, si puede.

Es uno de los cinco pilares en los que se fundamenta la práctica del Islam. El hayy para el musulmán supone el viaje al límite, al límite de lo sagrado, al límite de lo humano, al límite de las fuerzas, al límite de sí mismo. Es física y psíquicamente una experiencia de extinción.

El hayy es la peregrinación mayor, y la menor es la ‘umra. En lo material, el hayy es revivir la migración de Agar. Nuevamente nos encontramos con la importancia fundacional de lo femenino en el Islam.

El hayy, de los cinso es el quinto de los llamados pilares del Islam. El musulmán debe peregrinar al menos una vez en la vida a la ciudad de La Meca, siempre y cuando tenga los medios económicos y las condiciones de salud necesarias.

La palabra حَاجّ [ḥāǧǧ] o حَاجِّي [ḥāǧǧī] (peregrino), con una a larga que no suele aparecer en las transcripciones, se antepone como título honorífico al nombre de quien ha realizado la peregrinación, y por extensión es un modo respetuoso de interpelar a las personas mayores.

Se realiza durante el mes de du l-hiyya (ذو الحِجّة ḏū al-ḥiǧǧa: el de la peregrinación, duodécimo del calendario musulmán). Existen peregrinaciones menores que pueden hacerse en otros momentos.

El ritual de la peregrinación varía ligeramente según se viva en la región de La Meca o se venga de fuera, particularmente el de la sacralización o ihrām, que se hacen a la entrada del territorio sagrado. También las escuelas jurídicas del Islam marcan sus propios matices. En términos generales es el siguiente:

El primer día

8 de du-l-hiyya, se declara la intención (niyya) de hacer la peregrinación mediante una fórmula repetida tres veces. El peregrino entra en estado de ihrām o sacralización.

Se dan siete vueltas alrededor de la Kaaba y se besa la Piedra Negra (matāf).

Se hace siete veces el recorrido entre dos lugares llamados Safā y Marwa (separados por 420m) en recuerdo de la errancia de Agar cuando buscaba agua para su hijo Ismael. Después, se bebe agua del pozo Zamzam. (سَعْيي sa`yi, esfuerzo, búsqueda).

Seguidamente se acude al lugar llamado Mina, a 4 km de la ciudad, y se hacen las oraciones del mediodía, de la puesta de sol y del alba.

El segundo día



9 de du-l-hiyya, por la mañana, se va al monte Arafat (a 20 km) y allí se realizan la oraciones del mediodía y de la tarde. Se permanece allí hasta la puesta de sol, pues fue en ese momento cuando el profeta Muhammad pronunció su discurso de despedida (وُقوف wuqūf). Tras la puesta de sol se va a otro sitio, Muzdalifa, donde se rezan las oraciones nocturnas. En Muzdalifa los peregrinos buscan piedras, que usarán al día siguiente.

El tercer día

10 de du-l-hiyya, tras rezar la oración matutina, los peregrinos vuelven a Mina. Ese día es también el del Aid al-Kabir o fiesta del sacrificio. En el camino hay tres pilares que simbolizan los tres puntos del recorrido donde Iblís, el demonio, intentó disuadir a Abraham. El peregrino lapida los pilares con las piedras recogidas la víspera, en lo que se conoce como la Lapidación del diablo. Algunos rituales marcan que debe sacrificarse también un cordero en recuerdo del que Abraham sacrificó en lugar de su hijo. De regreso a la mezquita donde está la Kaaba, se repiten las circunvalaciones y los recorridos entre Safā y Marwa.

Finalmente, se hace una última circunvalación, la del adiós, y se sale del estado de ihrām: los hombres se rapan la cabeza y las mujeres se cortan el cabello.A menudo los peregrinos aprovechan la peregrinación para hacer a continuación una visita a la ciudad de Medina, donde está enterrado el profeta Muhammad y otros fundadores del Islam.



 

 

 

 

Los nombres de Allah

Canal youtube YOUTUBE

Islam Hoy

islamhoy